Fiesta del Corpus Christi en La Alberca

Fiesta del Corpus Christi en La Alberca

El Museo del Jamón se ubica en La Alberca, un precioso pueblo salmantino que merece la pena visitar en cualquier época del año. Pero con motivo de la fiesta del Corpus Christi el pueblo saca sus mejores galas para disfrutar de un festejo por todo lo alto.

De hecho, para muchos de los albercanos es el día más bonito del año, ya que las manifestaciones religiosas y populares de este día son realmente importantes. Pasear por La Alberca el día del Corpus Christi es sorprenderse por cómo están engalanadas las calles, con sus balcones, ventanas y paredes adornados con preciosos mantones y bordados serranos.

Todo el pueblo se vuelca en la decoración de las calles, preparando diferentes altares por La Alberca.  No falta ni un solo detalle, las calles se perfuman con tomillo y otras hierbas silvestres y aromáticas que dan un toque casi místico a la fiesta. Incluso las familias que están guardando luto adornan sus balcones y ventanas, mostrando un crespón negro como señal de duelo.

Tal y como manda la tradición, el día del Corpus Christi se celebra una procesión en las que las autoridades de La Alberca son las encargadas de llevar el palio que protege el Cuerpo de Cristo (Corpus Christi) hasta el altar de la Plaza Mayor. En ese momento, los Mayordomos les toman el relevo para portarlo durante lo que queda de procesión.

Esta procesión recorre gran parte del pueblo, pasando por  cinco altares en los que se presenta al Santísimo a las personas que asisten a la marcha. En cada parada, son los niños que acaban de recibir su primera comunión quienes agasajan al Cuerpo de Cristo con pétalos de rosa. Tradicionalmente el día del Corpus Christi era el día en el que los niños del pueblo tomaban su primera comunión, aunque es una costumbre que en los últimos años se ha perdido.

De todas las paradas que se hacen durante la procesión  la última es la más importante, finalizando en el atrio de la iglesia, el Solano Bajero. Allí las autoridades, mayordomos y cofrades vestidos con las tradicionales capas, han de arrodillarse tres veces sin dar la espalda al Santísimo.  Una vez concluida la procesión, se oficia una misa de celebración.

Desde Espacio del Jamón os animamos a que conozcáis esta bella tradición de La Alberca, disfrutando de nuestro bonito enclave y ya de paso de nuestros deliciosos jamones ibéricos.

2017-04-05T09:17:17+02:00 24/02/2017|0 Comentarios

Escribe un Comentario

40 − 33 =